Colegio San José, fundado en 1858 por los Padres Bayonenses. Allí estudiaron autores famosos como Félix Luna, Ricardo Payró y Floreal Rubinetti, entre otras personalidades destacadas de la cultura argentina.

En el aula que se ve en una de las fotos, cursó la primaria Floreal Rubinetti, rival en letras y amores del famoso escritor de Flores Domitilio Gutiérrez. Ese balcón le sirvió de inspiración a Floreal para componer precozmente su oda elegíaca titulada: “Asómate al balcón, levitante mariposa.” Estremecedora.

Debajo de la estatua de la otra foto, Floreal Rubinetti le robó el primer beso a la celebrada poetisa Gumersinda Reyes, en esa época una nena de trenzas y aparato de ortodoncia. Como Floreal también tenía frenos, por sus dientes torcidos, a los dos se les trabaron los ganchos de sus respectivos aparatos, y tuvo que venir corriendo el portero del establecimiento a socorrerlos, lo cual les valió una fuerte reprimenda de la directora. Desde entonces, cada vez que Gumersinda Reyes suspira, Domitilio Gutiérrez se pone celoso. La rivalidad entre estos dos escritores ya es legendaria en el medio, desde que Floreal Rubinetti publicó su famoso cuento “Largala vos, dámela a mí”.

Lugar verídico: Bartolomé Mitre 2455.

© Gabriela Villano. Texto y fotos.
Actual Bar “Séptimo Arte”. En la época en que se llamaba “La Maga”, el prodigio literario de Flores Domitilio Gutiérrez le corrigió un par de cuentos a la escritora Gabriela Villano sobre la mesa que se ve en la foto, en primer plano. Luego, esos cuentos fueron premiados en España en sendos concursos internacionales de microficción. Los parroquianos podrán descubrir una placa en esa mesa que recuerda el hecho, si es que los actuales dueños del bar no la han cambiado de sitio.

Lugar verídico: Av. San Pedrito esquina Ramón Falcón.

© Gabriela Villano. Texto y fotos.







Figuras pétreas que inspiraron a la celebrada poetisa de Flores Gumersinda Reyes a escribir su largo, pero muy largo poema titulado Amores pedregosos, que comienza de la siguiente manera: “Oh, atlantes inaccesibles / que me quitan el sueño / haciéndome fruncir el ceño / ante vuestros músculos visibles”. Poesía pura. (¡Madre mía!

Lugar verídico: Perú esquina Belgrano.

© Gabriela Villano. Texto y fotos.